Pilotos cobran entre $us 15 mil y 20 mil por vuelo con carga de droga


July 9, 2018 Noticias

hos jóvenes en Beni aspiran a ser pilotos y tienen como opción varias escuelas. Sólo en Santa Cruz existen más de 10 y en Trinidad, Beni, tres. La pregunta es ¿por qué se ha puesto de moda ser piloto? Un vecino de Trinidad, que prefirió no ser identificado, señala que los jóvenes de 17 y 20 años están interesados en ser piloto porque buscan dinero fácil y ser popular, y todo eso les ofrece la actividad ilícita del narcotráfico.

El experto en aeronáutica, Omar Durán, considera que siete de cada 10 pilotos privados en Bolivia están relacionados con el tráfico de sustancias controladas a través de los denominados narcovuelos. Según él, la mayoría de los pilotos privados egresados de las escuelas de aviación son “coqueteados” por integrantes de algunas mafias para transportar cocaína. La paga por cada vuelo, antes, oscilaba entre 5 mil y 10 mil dólares; sin embargo, ahora, según cuentan algunos lugareños del oriente consultados, por narcovuelo se paga entre 15 mil y 20 mil dólares sólo a los pilotos porque también existe un “ayudante” que gana entre 500 y mil dólares.

Señalan que existen dos modalidades de narcovuelo. “Una es con garantía”, es decir que llega un emisario y pide el transporte de un cargamento, que consiste en aterrizar en un lugar y hacer la entrega en persona, sin embargo, el piloto, su familia o su “clan” piden que este emisario se quede como garantía de que el piloto retornará después de realizar el trabajo. “Recién cuando están seguros, sueltan al emisario. Muchas avionetas no volvían”, señala una fuente.

Agrega que “hace unos años aparecieron dos peruanos descuartizados y un brasileño. Se sabe que son crímenes de garantía, que el piloto fue y no volvió. Entonces, matan a la gente que se quedó como garantía”.

La otra modalidad consiste en llevar el cargamento de droga, pero el piloto está acompañado por una ayudante, quien arroja desde el aire el cargamento.

“El ayudante bota la droga, no da el tiempo necesario para aterrizar y te maten, ‘te timbren’ en tierra. La avioneta sobrevuela y el ayudante bota”, señala.

Durán dijo que un claro ejemplo de este fenómeno es la frecuencia con la que pilotos privados bolivianos son detenidos y condenados en países como Argentina, Brasil y Paraguay luego de ser descubiertos en esa actividad ilícita.

Para Samuel Montaño, especialista en defensa y seguridad militar, existe una estrecha relación entre la importante oferta de pilotos privados y los narcovuelos, ya que las avionetas utilizadas para el transporte de droga no son difíciles de volar, y basta con una instrucción de tres o cuatro meses.

En ese sentido, Montaño considera importante controlar a dichas escuelas y a los pilotos egresados para tener una referencia de la actividad que éstos realizarán una vez culminen el curso, puesto que llama la atención el importante número de jóvenes pilotos en relación al limitado mercado de naves en Bolivia.

Montaño también hace notar que existe un importante número de avionetas pequeñas de segunda o tercera mano que ingresan a países como Brasil, Paraguay o Perú con el pretexto de ser utilizados en actividades de fumigación agrícola o para realizar enlaces entre haciendas rurales; sin embargo, estas naves, serían desviadas para el tráfico de sustancias controladas.

“Y para que esta cantidad de avionetas funcione, necesitan pilotos. Entonces se aprovecha este mercado que están ofreciendo estas escuelas de enseñanza aérea en Bolivia”, agregó.

Por otro lado, ambos especialistas coinciden en que las avionetas utilizadas para el transporte de droga, que normalmente parte en Perú y tienen como destino Paraguay o Brasil, se reabastecen de combustible (Jet Fuel) en Bolivia, específicamente en regiones alejadas de departamentos como Pando y Beni. 

CONTRABANDO

Acopian combustible para los narcos

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, informó que, según la información que se tiene, las personas que se dedican a esta actividad ilícita compran el combustible que acopian las empresas que tienen matrícula. 

“Las narcoavionetas no van hasta el aeropuerto a cargar, lastimosamente hay gente que desvía, por ejemplo, los taxi aéreos cargan legalmente y van acopiando lo que les sobra en los vuelos y les venden a los narcos”. No existe referencia de a cuánto venden el litro de Jet Fuel, sin embargo, Cáceres presume que, como se trata de un “mercado negro”, el costo lo fijan ambas partes. 

BOLIVIA

País de tránsito y recargue de combustible

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, señaló que Bolivia es utilizado como país de tránsito de la droga, en la mayor parte de los casos sólo aterrizan en territorio boliviano para abastecerse de combustible y en algunos casos para cambiar de aeronave. Asegura que los narcopilotos demoran como máximo cinco minutos en abastecerse de combustible porque existen varias personas que se encargan sólo de cargar el combustible y luego la avioneta despega. Cáceres indicó que los narcos se dan modos para evitar ser identificados y más aún para ser detectados, para ello cuentan con medios de comunicación sofisticados.

ANÁLISIS

El negocio es la venta de combustible indiscriminada

OMAR DURÁN Experto en aeronáutica

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) debería verificar la cantidad de Jet Fuel que se comercializa y a qué avionetas, además de determinar qué cargamento contienen, y con ello hacer un cruce de información con la hoja de ruta o el plan de vuelo.

En regiones como Beni, parte de la población utiliza el transporte en avioneta en época de lluvia, por lo que la comercialización de dicho combustible debería incrementarse durante esos meses, sin embargo, la sobreventa pareciera que es todo el año redondo.He recibido algunas denuncias de que la Agencia Nacional de Hidrocarburos no quiere hacer el control porque justamente es el gran negocio que se realiza por la venta de combustible indiscriminada.

El control tendría que realizarse en todo momento, desde que sale la aeronave hasta que concluye el vuelo, y verificar con cuánto de combustible se quedó después de la operación. 

La Felcn incauta una avioneta que tenía en su interior precursores.

Los narcos contratan centinelas a 5 kilómetros

Para el ministro de Gobierno, Carlos Romero, que los narcotraficantes estén captando a jóvenes como pilotos para llevar droga a países vecinos “es nuevo”. Asegura que no tiene certeza de que se esté dando ese fenómeno, sin embargo, reconoció que es necesario incrementar el control en el espacio aéreo boliviano.

“Tenemos identificados dos puentes aéreos”, dijo la autoridad, ambos tienen como punto de partida el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) del Perú. Sin embargo, el primero hace su parada en Pando para luego dirigirse a la selva del Brasil, y el otro tiene como zona de aterrizaje alguna pista clandestina en Beni, entre las que figuran los municipios de San Ramón, San Julián, Santa Ana de Yacuma entre otros, y luego se dirige a la Amazonía brasileña.Según el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, existen patrullas de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) que identifican pistas clandestinas, sin embargo, el trabajo se ve perjudicado porque los narcotraficantes tendrían centinelas a cinco kilómetros de distancias del lugar donde aterrizará la avionetas para alertarla de la patrulla.

“Cuando llegan, ya no encuentran nada”, dijo la autoridad

Una aeronave que se accidentó en el oriente boliviano.
Archivo

Un curso para piloto privado cuesta $us 4.200

En Santa Cruz existen alrededor de 10 escuelas de aviación dedicadas a la formación de pilotos para realizar vuelos privados y comerciales. La mayoría de las escuelas se encuentran en el aeropuerto


El Trompillo y apuntan a captar el interés de jóvenes desde los 17 años, tanto bolivianos como extranjeros.Una de estas escuelas de aviación funciona desde hace poco más de 10 años. Su programa para la formación de pilotos privados tiene una duración de aproximadamente tres meses, periodo dividido entre 40 horas de vuelo y 190 horas de teoría. El costo de este curso es de 4.200 dólares.Esta misma escuela, que cuenta con avionetas Cessna, también ofrece el curso de piloto comercial, que tiene una duración de cinco meses divididos entre 150 horas de vuelo, 100 de instrucción teórica y 40 con simulador de vuelo. El costo de este curso es de 15.000 dólares.

Otra escuela de aviación que opera en El Trompillo ofrece el curso para piloto privado en un tiempo de cuatro meses: 40 horas de vuelo y 150 horas de teoría, por un costo de 4.000 dólares. Asimismo, el curso para piloto comercial dura siete meses, divididos en 150 horas de vuelo, 300 horas de teoría y 40 horas de simulador de vuelo, por un costo de 14.600.

La edad mínima admitida por ambas escuelas de aviación es de 17 años. Una de ellas, para la admisión de postulantes bolivianos, exige una solicitud dirigida al director de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), antecedentes policiales, título de bachiller legalizado, entre otros.

Para el caso de extranjeros, exige como requisito el pasaporte, visa de estudiante, antecedentes judiciales y policiales legalizados en la embajada boliviana en su país, entre otros.La segunda escuela de aviación consultada por este medio solamente exige que el alumno tenga mínimamente 17 años, certificado de estudios y/o bachillerato, bitácora de vuelo y un certificado médico emitido por el Colegio Militar de Aviación.

Para el caso de postulantes extranjeros, se incorpora como requisito la fotocopia de la visa de estudiante y la fotocopia del pasaporte.

Avionetas secuestradas en Bolivia y Perú, en los últimos años.
Archivo

Alistan control de vuelos mediante dispositivo GPS

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que de forma conjunta con el Ministerio de Defensa y de Obras Públicas se prepara un plan de seguridad aérea que pretende asumir más controles a nivel aeronáutico, entre ellos mencionó que el sistema Bartolina Sisa de control de combustible se ampliará hacia las avionetas para evitar que se desvíe al narcotráfico.

Desde las Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC) también se contará con mayor control del plan de vuelo.“Se ha proyectado un dispositivo obligatorio, un GPS, en las aeronaves”, dijo que con este dispositivo técnico se tendrá un control de las pistas, tiempo de vuelo real y de esta forma se impedirá alterar los reportes.

En la misma línea, el ministro de Obras Públicas, Milton Claros, complementó que este control mediante GPS consiste en que los pilotos de forma obligatoria activaran este mecanismo en sus celulares, de esta forma las entidades encargadas de realizar el seguimiento lo podrán hacer sin mayor dificultad.

A esto se suma la adquisición de radares, de los cuales, según dijo Romero, se instalarán por lo menos dos hasta fin de año. Sin embargo, el Ministro de Gobierno señala que además de los radares se requiere el sistema de control aéreo con los GPS porque los pilotos se dan modos para evadir los controles. Sistema de radarización

En abril pasado, el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, garantizó que el sistema de 13 radares aéreos entrará en funcionamiento “en una fase de prueba” hasta fin de año.

La autoridad dijo que el calendario de instalación del sistema a cargo de la empresa francesa Thales se cumple según lo previsto y aseguró que estará en funcionamiento “hasta diciembre”.

El sistema francés de 13 radares para el control de tránsito aéreo y el combate del narcotráfico y el contrabando fue adquirido por Bolivia a un costo superior a los 200 millones de dólares.

Según contrato, la empresa tiene plazo de 31 meses para instalar los equipos del Sistema Integrado de Defensa Aérea y Control de Tránsito Aéreo (Sidacta) en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Beni. El Ministro de Defensa dijo hoy que los primeros equipos que se activarán en los aeropuertos del eje troncal estarán instalados hasta fin de año.

“Está en cronograma la instalación de los radares, hay algunos en aeropuertos del país y en el segundo semestre empiezan las pruebas, a fin de año estará funcionando el sistema de radares y data”, aseguró.

Se espera que con el sistema de radares se garantizará la seguridad del espacio aéreo a nivel nacional, tanto en el ámbito civil, es decir el control de vuelos comerciales, como en el ámbito militar y policial, especialmente para el control de los vuelos ilícitos del narcotráfico y el contrabando. 

Según información policial, se han encontrado avionetas que transportaban sustancias controladas, fueron reacondicionadas para que pueda llevar más cargamento. También se observó que amplían los tanques para que puedan cargar más combustible.// Los Tiempos

Compartir: