En Brasil interceptan una avioneta boliviana con 250 kilos de cocaína


June 11, 2018 Noticias

an>Dos personas, que trataron de huir, fueron detenidas por la Policía de ese país. En Roboré, la Felcn confiscó otros 168 kilos de droga.

Una aeronave que transportaba 250 kilos cocaína proveniente de Bolivia fue interceptada por pilotos de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) el sábado en la región de Serra Tapirapuã, cerca de Tangara da Serra, a 242 km de Cuiabá, informó ayer el portal globo.com.

El medio brasileño informó que uno de los pilotos, identificado como Aldo Sánchez Sandoval, es parte del Ejército boliviano. De acuerdo al informe oficial divulgado por las autoridades brasileñas, el piloto, identificado como Harysohn Pedrosa Pina, de 46 años, hizo un aterrizaje forzado en un área rural de Salto del Cielo, a 383 km de Cuiabá.

Al ser descubiertos, los dos intentaron huir, pero fueron capturados y enviados en calidad de detenidos a la comisaría de la Policía Federal, en Cáceres, a 220 kilómetros de Cuiabá.

En sus primeras declaraciones a la Policía brasileña, el copiloto de la nave Aldo Sánchez Sandoval detalló que recibiría $us 5.000 por ayudar a transportar el cargamento de droga, que tenía como destino el municipio de Guimarães, a 65 km de Cuiabá.

La interceptación forma parte de la operación Ostium para combatir crímenes en la región de frontera e integra una acción conjunta entre Policía Federal, Policía Militar, Grupo Especial de Frontera (Gefron), Centro Integrado de Operaciones Aéreas (CIOpaer) y Fuerza Aérea Brasileña (FAB).

Dos aeronaves de defensa aérea y un avión radar fueron utilizados para interceptar a los criminales. El trabajo por tierra fue realizado por agentes de la Policía Federal y Gefron, que por medio de técnicas de rastreo consiguió capturar a los criminales, que estaban escondidos en medio del bosque.
Detenido, con cocaína.

En otro caso, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) de Bolivia detuvo en la localidad de Roboré, a 445 km de la ciudad de Santa Cruz, a una persona que transportaba 164 paquetes de cocaína forrados con cinta de color plomo y papel lustre. El total incautado equivale a 168,85 kilos del narcótico.  

El estupefaciente estaba hábilmente camuflado en el interior de un camión de color blanco, conducido por B. Mamami, de 45 años.

En el momento de su detención la persona se dirigía hacia Puerto Quijarro, localidad fronteriza con Brasil. La Fiscalía investiga el caso.// El Deber

Compartir: