Un grupo paralelo de Adepcoca toma oficina y llama a elecciones


March 13, 2018 Noticias

an>El dirigente cocalero acusó al Gobierno de estar detrás de la intervención y convocó a sus bases para “expulsar a esa lacra” y retomar la institución.

Un grupo paralelo a la dirigencia cocalera de los Yungas tomó ayer el mercado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca). Una comisión transitoria anunció que hoy convocará a elecciones para la nueva directiva de la institución.
“Esta intervención se hizo por pedido de las bases. Mañana lanzaremos la convocatoria a las elecciones de Adepcoca, tenemos un plazo de 30 días para realizarlas”, manifestó ayer el presidente de la Comisión de intervención, Édgar Burgoa, de acuerdo a un reporte de radio FM Bolivia.

El aún presidente de Adepcoca, Franklin Gutiérrez, fue expulsado de su oficina. Desde la vía pública manifestó que detrás de esta intervención está el Gobierno y al mismo tiempo convocó a los productores a reunirse  en puertas del mercado de Villa Fátima, para retomarlo.


“A los hermanos que están en el cocal, no como éstos busca pegas que  coordinan con el Gobierno, quiero decirles que se los convoca a todos  para mañana (hoy) a primera hora sacar a esa lacra que quiere tomar la institución”, declaró el dirigente. 


Burgoa señaló que la intervención se realiza por las presuntas irregularidades económicas al interior del mercado, pero también porque ya en noviembre del año pasado debía convocarse a nuevas elecciones para reemplazar a Gutiérrez. 


Las supuestas  irregularidades económicas fueron denunciadas en junio del 2017 por el Gobierno, poco después de que comenzara la enemistad entre el Ejecutivo y la directiva de Adepcoca.  


El sábado pasado Gutiérrez presentó un informe financiero en Coripata, donde se presentaron conflictos con una facción paralela que le quitó su apoyo. El dirigente señaló a dos grupos (los productores al detalle y los comerciantes) como afines al Gobierno, quienes junto a Cofecay (Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas) planearon tomar el mercado y poner fin a su gestión. 

Semanas atrás los productores al detalle y los comerciantes ya habían anunciado que pronto se realizaría una nueva elección en Adepcoca, pues la gestión de Gutiérrez y su directorio debía concluir el año pasado.


Burgoa manifestó  que le llamó la atención que en el informe económico realizado en Coripata se indicara que los ingresos de Adepcoca (1,6 millones de bolivianos en la última gestión) fueran los mismos que sus egresos (1,5 millones). “Yo soy secretario de actas de la regional Coripata. Este comité (de intervención) lo conformamos por mandato de las federaciones, centrales y subcentrales, dirigentes y sindicatos para convocar a nuevas elecciones. Aquí no existe intervención política de ningún lado”.

El presidente de la Comisión anunció una auditoría a la gestión de Gutiérrez para determinar si efectivamente hubo malos manejos de los recursos.

 El presidente de Adepcoca, por otro lado, reiteró su convocatoria para hoy. “Allí determinaremos castigo que se dará a los que entraron en las oficinas”.

Los antecedentes del conflicto

A principios del 2017 los miembros de Adepcoca se movilizaron contra la Ley 906, que permite cultivar hasta 7.700 hectáreas de coca en Cochabamba y 14.300 en La Paz. Los cocaleros de los Yungas pretendían lograr una mayor extensión ya que es la única región considerada como “tradicional y ancestral” para el cultivo de esta planta. 


No lograron su cometido y poco después, al interior de Adepcoca, nació una organización cuyos primeros dirigentes se reconocieron como afines al Gobierno: Los productores al detalle (Conalproc).
Al instante el Ejecutivo los benefició con la autorización para vender más coca, ellos colgaron en su oficina una foto del presidente Evo Morales y apoyaron la Ley 906.

Después de que se promulgara esta norma la directiva de Adepcoca manifestó que lucharía por su abrogación sin contar ya con el apoyo de Cofecay, cuyos dirigentes llegaron a un acuerdo con el Ejecutivo para dar curso a la ley y a su reglamentación.// Página Siete

Compartir: