Malasia: Boliviano todavía puede salvarse de la horca


March 2, 2018 Noticias

ctor Eduardo Parada, el joven cruceño que fue detenido por tráfico de drogas en Malasia y sentenciado a muerte, está incomunicado en una cárcel de Kuala Lumpur y se encuentra tranquilo a la espera de la apelación a su sentencia, según reveló su abogado.

“Parece estar tranquilo, decepcionado porque tendrá que esperar dos años más”, indicó el abogado Datuk Kamarul. Añadió que no tiene acceso a Internet ni a teléfono y que está compartiendo celda con otras personas que fueron detenidas por casos de drogas.

La Corte Alta lo sentenció a muerte pero hay otras dos instancias superiores a las que se puede recurrir para evitar ese desenlace que puede tardar hasta dos años; la posibilidad es “esperanzadora”.

El paso siguiente será acudir a un Tribunal de Apelación (cuya audiencia está prevista para septiembre) y en caso de que éste también lo declare culpable, la Corte Federal de Malasia tendrá la palabra final.

LA POSICIÓN DE LA DEFENSA

Kamarul y su equipo de abogados sostienen que Víctor fue presionado para traficar las cápsulas con cocaína bajo amenaza, ya que un grupo de personas, de quienes no quiso dar más detalles, lo obligó a llevar droga al país asiático y le dijeron que si no se contactaba desde Malasia, matarían a su pareja y a su hijo.

Karamul consideró que la mediación de la diplomacia boliviana puede ayudar pero la decisión final depende de que las otras instancias de la Justicia malaya lo encuentren inocente y reviertan la sentencia.

La ruta que llevó a Víctor Parada a recibir una condena de muerte tuvo dos escalas internacionales. El cruceño partió de Bolivia en 2013 con cerca de 450 gramos de cocaína en el estómago y antes de llegar a Kuala Lumpur, hizo escalas en Brasil y Dubái.// Los Tiempos

Compartir: