Por cercanías de Carnaval: Expertos piden medirse con el consumo de alcohol


January 8, 2018 Noticias

</b>Con la proximidad de las fiestas carnestolendas y todas las actividades que eso conlleva, expertos piden a la población tener mesura con la ingesta de alcohol, la cual puede traer consigo serias consecuencias.

“El problema del consumo de bebidas alcohólicas a toda edad es serio, no solo porque a largo plazo puede traer enfermedades mortales como el cáncer; sino también porque una persona alcoholizada no está en sus cabales”, apuntó el sociólogo Sergio Rojas.

En el entendido lamentó que cada año, la edad de inicio en la ingesta de bebidas alcohólicas sea cada vez más baja, por lo que cree que debe haber un mayor control de los padres y, por otro lado, debe implantarse en los colegios algún tipo de enseñanza o campaña permanente sobre los problemas que trae el ingerir alcohol a temprana edad.

“La fuerza antinarcóticos ya tiene campañas de lucha contra el consumo de drogas en los colegios, incluso existen actividades a nivel departamental y nacional. En algunas escuelas pasan pequeñas clases contra las drogas, que están en su currícula, pero esto no ocurre con el tema de las bebidas, por lo que los chicos crecen creyendo que el tomar bebidas alcohólicas es algo común y aceptable”, apuntó.

Rojas explicó que al ser las bebidas alcohólicas legales, estas son vistas como algo cotidiano e incluso “llegan a tomarse, de mala manera, como algo necesario para divertirse”.

“Es increíble pero de un tiempo a esta parte, si no hay bebidas en los cumpleaños, juntes, partidos de fútbol o incluso en los juntes de mujeres, estos no son tomados como ´divertidos´; y lo peor es que la decadencia ha llegado a tanto que ven como ´bonito´ el quedar bestias de borrachos”, criticó.
Rojas apuntó que, independientemente de la edad del consumidor (aunque los efectos se agravan cuando son menores), existen dos tipos de riesgos a los que se exponen: 

RIESGOS DIRECTOS

1.-Dependencia. El alcohol es una sustancia adictiva que crea una dependencia similar a la de las drogas. En el caso de los adolescentes, además ese riesgo es mucho mayor. Un estudio demostró que un 47% de las personas que comienzan a consumir alcohol antes de los 14 años desarrollan una dependencia en algún momento a lo largo de su vida. Cuando se espera a los 21 años para empezar a beber alcohol, el riesgo de dependencia se reduce hasta el 9%.

2.-Provoca enfermedades. Hay trastornos muy graves como cirrosis, alta presión y algunos tipos de cáncer cuya probabilidad de sufrirlos aumenta con el consumo de alcohol.

3.-Engorda. El consumo de alcohol engorda.

4.- Envejece la piel. La piel es uno de los órganos más afectados por el consumo de alcohol.

5.-Problemas sexuales. El consumo de alcohol puede provocar impotencia en los varones y alteraciones menstruales en las mujeres.

6.-Pérdida de memoria. El consumo frecuente de alcohol tiene efectos en el cerebro, sobre todo en el caso de los adolescentes. No solo provoca pérdida de memoria, también influye en la capacidad de concentración y, en general, en todo el proceso cognitivo.

RIESGOS INDIRECTOS
1.- Accidentes de tránsito. 

Una gran parte de los accidentes de tráfico entre adolescentes están relacionados con el consumo de alcohol y drogas.

2.-Embarazos no deseados y enfermedades de 

transmisión sexual. La falta de control sobre uno mismo que provoca el alcohol puede llevar a tener relaciones sexuales sin la protección adecuada.

3.-Violencia. La euforia y falta de control que provoca el consumo excesivo de alcohol pueden llevar hasta conductas violentas. Jóvenes que se ven en medio de peleas o de comportamientos agresivos.

“Como verán no es nada sano el ingerir bebidas alcohólicas en exceso; mas por el contrario, es un vicio más que daña tremendamente la salud y arruina hasta familias”, lamentó.

El año pasado la Secretaría de Coordinación del Consejo Nacional de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Drogas (Conaltid) presentó el tercer estudio epidemiológico andino de consumo de drogas en la población universitaria de Bolivia, que estableció un bajo uso de estupefacientes y un alto consumo de alcohol.

Según el trabajo presentado, 56% de la población universitaria, entre 18 y 25 años, a nivel nacional, ingiere bebidas alcohólicas.

Por otro lado, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, refieren que Bolivia se encuentra en el puesto 13 en el ranking de los países más bebedores de Latinoamérica, con un consumo de 6 litros de alcohol anual por persona. Este dato casi es corroborado por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), que indicó que en el último año, Bolivia importó casi cuatro veces más cerveza de lo que vendió al mercado externo.

“Las cifras no mienten, solo esperamos que en este Carnaval la gente se cuide y no termine intoxicada, enferma o Dios no lo quiera, accidentada”, concluyó Rojas.

Compartir: