Chapare dan énfasis a cinco rubros productivos


November 27, 2017 Noticias

las entrañas del trópico de Cochabamba, popularmente conocido como el Chapare, fluye sin  atenuantes la producción y comercialización de la hoja de coca. En cada vivienda rural, perdida en medio del paradisiaco bosque húmedo, todo puede faltar, menos el secado de un promedio de dos a tres bultos de la “milenaria” como dicen ellos: los cacaleros. En ese contexto, tal como pudo evidenciar El Día, la producción de banano, piña, palmito, miel y la piscicultura es un matiz que busca revertir, de manera muy lánguida su larga y cuestionada historia cocalera de las 46.000 familias asentadas en la zona que hacen a las políticamente infranqueables y poderosas seis Federaciones del Trópico. 

Para Matilde Campos Arnez, alcaldesa de Shinahota, con la política concertada y pacífica, se ha racionalizado la producción de la hoja de coca a solo un cato por familia y con ella diversificar la actividad productiva. "Gracias al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras nos vienen apoyando con proyectos productivos que nos permiten diversificar la producción de piña, banano, miel, palmito, entre otros. Todo esto se hace de manera concertada y con  control social", precisó. Una mirada por productos. 

La producción de banano, es la que encabeza con mayor énfasis la diversificada actividad de los productores cocaleros. Según el Fondo Nacional de Desarrollo Integral (Fonadin), anteriormente conocido como Fonadal, como una unidad dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural, viene ejecutando diversos programas al poner énfasis en los mencionados cinco rubros. 
Como prueba de ello, fue la inauguración de una moderna empacadora de plátanos instalado en Villa Fernández del municipio de Shinahota.

Según Erlan Oropeza, director  del Fonadin, en todo el trópico de Cochabamba, se tiene 16.000 hectáreas de producción de plátanos, de los cuales solo 6.500 es aprovechada para la exportación al mercado argentino que ocupa el 96% y en una mínima proporción al Perú.En tanto, los productores bananeros dicen que en todo el trópico tienen más de 60 empacadoras, conforme a las condiciones fitosanitarias exigidas por el mercado externo y los requisitos de Senasag. Sin embargo, exigen más infraestructura y créditos para afianzar la producción con mejores rendimientos.

"Somos pequeños productores, apenas tenemos entre tres a cinco hectáreas por productor. Por eso pedimos al Gobierno financiamiento, asistencia técnica. Solo hay discursos por eso no se avanza mucho", señaló Miguel Adrián, de la localidad Villa Fernández Central Ibuelo.Otros rubros. 

La producción de piña sigue siendo un reto difícil frente a la actividad de la hoja de coca, señala Jesús Reinaldo Barquera al mostrar más de dos toneladas de rendimiento por hectárea. "Tenemos suelos promisorios, pero requiere de actitud y mucha dedicación en campo para esta actividad", señala. 

Dos variedades Pucalpa en un 80% y la MR2 de Costa Rica junto a otras son producidos promisoriamente, señala Grover García, técnico agrónomo, al mencionar que se trabaja en los cinco municipios del Chapare, como son Chimoré, Shinahota, Villa Tunari, Entre Ríos e Ivirgarzama, en una superficie de 4.300 hectáreas. "Nuestro siguiente paso es empezar a mecanizar e incrementar el rendimiento. Eso también implica producir con calidad, en ese sentido se está capacitando a los productores", señaló.

En cambio, la producción de miel está motivada por Promiel, entidad estatal creada por el Gobierno, al cual los productores cocaleros forman parte de toda una cadena productiva centrada en tres puntos del país. Beni, Chuquisaca y Cochabamba.

Según el subgerente técnico de Promiel, Ramiro Villar, el reto de los tres centros en el país es superar esos índices de consumo percápita de miel de 100 gramos a por lo menos en los próximos años a un kilogramo por habitante. "La producción en este momento es de 300 toneladas de miel en el país, pero como nuestra capacidad instalada en los tres centros alcanza a 750 toneladas, entonces hay mucho por avanzar.

En eso estamos, sobre todo para incrementar el consumo percápita en condiciones óptimas. Es muy bajo, y nuestra expectativa al 2025 es llegar a 10 kilos por habitante. Además, pensamos llegar con otras plantas en la zona de la Chiquitania de Santa Cruz", precisó.Y para Guillermo Sánchez, técnico del Fonadin, la actividad piscícola en el trópico beneficia a 862 familias con el número de estanques o criaderos de peces.

Pero a nivel de todo el Trópico históricamente se dedican alrededor de 4.000 estanques donde 3.000 son piscicultores que cada mes generan 40.000 toneladas para el mercado nacional entre ellas a Santa Cruz. "Estamos trabajando con la variedad Tambaquí, que es parecido al Pacú y además de ello otro híbrido de ambas cosas", finalizó,

Entrevista:

Erlan Oropeza, Director: Fonadin

Tras un análisis de tres días, con presencia de la Unión Europea y el Programa de Cooperación en política de drogas entre América Latina y la Unión Europea (Copolad), llevada a cabo en Santa Cruz, con presencia de personalidades y representantes de diferentes países se llegó a la conclusión de que Bolivia avanza en el desarrollo alternativo, hoy denominado desarrollo integral con mecanismos de concertación y control social. En ese contexto, Erlan Oropeza, director del Fonadin, sintetiza el evento y destaca los avances en el trópico de Cochabamba.
  
P. ¿Cómo recibió la valoración que hicieron en dicho evento?

E.O: Estos logros son a través de las líneas de intervención, la modalidad de confinamiento y otros aspectos de transición del desarrollo alternativo al desarrollo integral de la coca, que va ligado a las cadenas de valor  como el cacao, café y miel en los Yungas de La Paz, y palmito, piña, banano y piscicultura en el trópico de Cochabamba. 

P. ¿Qué  se viene más adelante sobre estas iniciativas?

E.O: En el caso del trópico hay un gran potencial productivo como es el banano donde de las 16,000 hectáreas solo es aprovechado un 33% para exportación, dado que genera divisas para el país. En eso estamos trabajando incluso desde el Gobierno con la participación de otros ministerios como la Cancillería, que puedan explorar nuevos nichos de mercados, dado que la exportación genera 38 millones de dólares este año, pese a que el precio es bastante fluctuante. 

P. ¿En ese ámbito la banana es la actividad más potencial del trópico?

E.O:  Así es. El mercado potencial es nacional de toda la producción de banano en esta región, cuyo 33% se queda en el país y el resto se exporta. A esto le estamos dando una permanente asistencia técnica, como parte del apoyo del conjunto de instituciones, incluido la participación de los municipios involucrados en esta actividad.

P. ¿La exportación es de manera directa?

E.O:  En el caso de Argentina, el intermediario viene con el camión frigorífico que viene hasta aquí por eso el producto llega a destino final entre 12 a 15 dólares la caja. Hay una gran ganancia en todo ello.  

P. ¿El Gobierno seguirá apoyando dicha diversificación alternativa a la coca?

E.O:  Así es. Pero de manera integral, con una adecuada política de coordinación  con la cooperación internacional como es la Unión Europea, la concertación, el diálogo y el respeto a los derechos humanos".

P. ¿Qué opina de las declaraciones de la ABC sobre la inviabilidad  de la carretera si no pasa por el Tipnis?

E.O: El resumen es el siguiente, una obra carretera es un proyecto muy importante que requiere años de preparación.
Esta obra no estaba preparada, la muestra más evidente es la inconsulta a los indígenas, pero fuera de eso, no se hicieron los estudios de prefactibilidad, factibilidad, socioeconómicos e incluyendo los socioambientales y que finalmente marquen varias alternativas que decían que existían pero era mentira. Además de las que se escoge tiene que tener un prediseño mínimo para hacer el cálculo de costo, como el precio de referencia.

Es como haber comprado una casa al doble del precio normal sin tener el plano.

P. ¿Por qué cree el interés del presidente Morales en esta vía caminera?

E.O: Es evidente que no hay presidente que haya estado tan encaprichado como Evo Morales con esta carretera y la pregunta se la responde con quienes son los que más la reclaman, como es de conocimiento público, ellos son los cocaleros del Chapare.

P. ¿Qué recomienda para que este proyecto de reencamine?

E.O: Como lo dije antes, al ser un proceso nulo e irregular, se debe empezar ordenadamente desde cero. 

Debo aclarar que existen otras prioridades,  porque este proyecto carretero no era parte de ningún corredor bioceánico, no estaba contemplado en el Plan Maestro de Transporte, hay otras obras prioritarias como por ejemplo el tramo Concepción-San Matías, esta vía es claramente un verdadero corredor bioceánico.// El Día

Compartir: